REACCIONES EN CADENA

Reacciones en cadena: así es como sucede todo. Una reacción lleva a otra, esta otra lleva a la siguiente; y así es como se va haciendo nuestra vida. Reacciones en cadena, que encadenan reacciones formando una personalidad que no una persona; persona somos antes de nacer, personalidad es la reacción de una cadena llamada vida: nacer, crecer, relacionarse, reaccionar ante el mundo que tenemos delante. Seguir, seguir adelante, y reaccionar bien o mal, pero reaccionar; sentirse viva, sentirse. Quererse, quererse a si misma, y reaccionar como la primera vez que te ves en un espejo y te reconoces. Reconocer reacciones para saber reaccionar. Así son nuestros días, así somos, reacciones en cadena: químicas, físicas, sociales. Algunas racionales, otras impulsivas o ambas a la vez.

¿Reaccionamos ante impulsos? ¿Nos impulsan las reacciones? En qué mundo de locos vivimos que no sabemos ni el porque ni el como de nuestros actos. Será preciso saber hacia donde vamos para comprender lo que hicimos. O por el contrario necesitamos saber que hicimos para saber a donde vamos. Es importante perdonar pero no olvidar. Esta es una frase que todo el mundo predica ausente de actos. Se puede olvidar sin perdonar. Del amor al odio hay tan sólo un paso- esta me gusta- el odio es amor; es el amor en estado puro; es entonces cuando el clímax aparece cuando el placer se convierte en dolor. El dolor de la decepción, de la mentira. Es el momento de decir adiós y no hasta luego.

Hasta luego, llega con la indiferencia, ese momento en el que el amor se ha apagado. No se sabe como pero todo te da igual y te sientes vacía pero es un vacío tan puro y tan limpio que vuelves a ser “virgen”. Es el momento para volver a amar no para olvidar ni si quiera para perdonar. Pues quienes somos para perdonar, quienes eran para pedir perdón. No quiero juzgar porque no quiero que me juzguen. Decir adiós con el convencimiento de que después seré más feliz que ayer y que hoy. Es el fin de historias que reales o falsas, sucedieron y nos cambió cuando reaccionamos.

4 comentarios :

Anónimo dijo...

La gente nunca esta preparada para decir Adiós. Por eso se mienten, dicen hasta luego.
El se fue sin decir llámame, se marchó. Y las cosas siguieron como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.

Anónimo dijo...

Que cierto es que del amor al odio hay solo un paso, porque lo opuuesto al amor no es el odio, sino la fría indeferencia. Cuando se es capaz de mostrarse indiferente ante algo o alguien significa que realmente no te importa. Hasta ese momento es inútil creer que algo ha salido de tu vida, porque el odio no es más que rabia y dolor por algo que sigue presente en tu mente y en tu corazón.

María José dijo...

Creo que el primer anónimo no me ha entendido bien. Cuando digo "decir adiós" me refiero a borrarlo todo, cuando lo que debemos hacer es enfrentarnos a nuestros fantamas, esa es la reacción; reaccionar ante los problemas, enfrentarlos y no esconderlo. Como bien dice el segundo anónimo, el "hasta luego" es la indiferencia.
Sabina dice: "y las cosas siguieron como siguen las cosas que no tienen mucho sentido", con el "adiós" lo que conseguimos es seguir sin un sentido; el "hasta luego" llega cuando encontramos el sentido de las acciones de nuestra vida.

triste_vida dijo...

Eres tan crack escribiendo...

Pues si el odio es el amor y lo peor de todo es que aunque a veces no lo veamos así luchamos por creernoslo, luchamos por odiar...tan solo para creer que dejamos de amar...

Reacciones, impulsos...no sé bien bien por donde irán los tiros cuando se actúa así per en el fondo es una reacción "triste" porque viene dada por la desesperanza, por no saber que más se puede hacer para dejar de pensar en la otra persona...

Olvidar...creo que eso es imposible, todo pasa, todo es pasado pero el pasado no es algo que queda detrás nuestro encerrado, el pasado es algo que momento tras momento va resurgiendo, nos va haciendo pensar o simplemente nos intenta dañar...

Perdonas...estoy de acuerdo contigo que nadie ha de ser quien perdone ni nadie debe pedir perdón...cuando se hacen las cosas en ese momento tienen algún sentido y luego ya no sirve arrepentirse....si lo hiciste tus motivos tendrías y aquí no hay marcha atrás...y tampoco podré perdonar, no soy un cura con un confesionario...soy una persona y si algo duele, la espina queda clavada....

Miles de besitos grises!