CUANDO EL AMOR TAN SOLO, ERA MÁS FÁCIL

- Lucía, te quiero por encima de todas las cosas, como dice Sabina:

" Cuando no era el dolor sino la dicha de mirarse dos rostros dulcemente y no haya cordilleras de cemento sino la paz menuda de la higuera, cuando no tengamos que inventar esquinas donde los besos crezcan , cuando no pague impuestos ningún sueño ni haya séptimos pisos para amarse... entonces, cuando el amor tan sólo, será todo más fácil.


- Mi vida, sé que hoy piensas eso; pero hoy no es mañana, ni siquiera es ayer. Solo puedo regalarte felicidad pero esta ni siquiera me pertenece. Tú decides lo que quieres que te dé, como yo decido lo que tú me das.


- Cariño, no te entiendo. Las cosas son como son y no hay que pensar en los obstáculos que vendrán, pues entonces, seremos nosotros quiénes los haremos realidad.


- No. Una vez pensé que esos obstáculos se podían esquivar, e incluso derribar. Pero somos cobardes, la lucha no está hecha para nuestra generación. Cuando el amor tan solo, era más fácil... nosotros éramos un proyecto, las palabras iban acompañadas de hechos. Hoy las palabras son necesarias, pero son palabras sin razonamiento, esta es la fuerza socializadora de la sociedad, en la que tú, cariño, y yo, vivimos.

- Jamás he sido tan feliz como contigo. No necesito más que tus ojos, tu pelo, tu sonrisa. Ahora que te he encontrado, ahora que nuestros caminos se han cruzado. Ahora que he subido al tren de la felicidad no quiero bajar.

- Tú lo has dicho: "ahora que has subido al tren", pero de este hay que bajar en la estación y decir adiós. Pero piensa en el mañana, donde las cordilleras de cemento sean más fuertes, cuando paguemos impuestos por soñar e hipotecas con recibo en números rojos. Cuando sea un tercero sin ascensor y ya no tengamos ganas de amarnos. Entonces el amor tan solo, será lo más complicado. Cuando miremos hacia el futuro y no lo veamos juntos.

- Entonces, si eso pasa, seguirás siendo la mujer de mi vida.

- No cariño, si ese entonces sucede, nos olvidaremos, borraremos números, fotos, e incluso borraremos nuestras caras de la memoria. Y cuando pasen meses, años y nos demos cuenta de que el individualismo y el mejor coche, la mejor casa, las mejores vacaciones; no son la felicidad, nos recordaremos como dos extraños que vivieron una etapa de transición; una adolescencia utópica, voluble y transitoria. Será entonces cuando sí lucharemos.

- Si piensas así, es por que no me quieres. Te has acostumbrado a estar sin mí.

- Lo que no quiero es decir
esto acabó, estar contigo fue una bendición pero al final mi alma en dos partió y despertar solo para hallar que es el final de un sueño.

-
Te lo repito, si eso pasara tú siempre serás la mujer de mi vida.

Y la vida siguió no como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.

Caminos que no volvieron a cruzarse, y ni ella ni él volvieron a ser ni el hombre ni la mujer de sus vidas. Por que hay que mirar atrás, hay que hablar del pasado, hay que reflexionar en silencio y soledad.
Lucía lo ha hecho. En una hoja cualquiera escribe: Tras este tiempo, en el que ya he dicho hasta luego, te escribo lo que no te dije, lo nunca sabrás: yo no quise cambiarte, nunca te juzgué, te di la libertad del respeto y la sinceridad. Pero la lucha no estaba hecha para ambos, es decir, la guerra pudo con lo que tan solo era amor. Ni la ciencia ni la poesía ni sentir tu lengua sobre la mía fue suficiente. Hoy no estoy triste, el tiempo ha pasado y escucho canciones que no me recuerdan a ti, pero si esas situaciones. He vuelto a enamorarme como tú te has vuelto a enamorar. El tiempo ha pasado y nuestra generación se ha dado cuenta de que EL AMOR TAN SOLO, ES MÁS FÁCIL...

6 comentarios :

Manuel Salitre dijo...

"Siguió como las cosas que no tienen mucho sentido"
Sabina, ¿verdad?
El tiempo ha pasado y esucho canciones que no me recuerdan a tí"...aunque el tiempo pase es dificil hacer eso....las canciones son demasiado permeables, se quedan con tantas cosas, quizá por eso son tan maravillosas.

No sé, me recuerda a lo que decía una canción (no porque sea mía) "Y si nos volvemos a encontrar seremos dos extraños"...a veces es en cierto modo espranzador pero tamboién amargo...bueno, supongo que todo es un poco así^^

Me alegro que Lucía esté mejor...

Y me alegro de que hayas vuelto a acutalizar^^

Anónimo dijo...

Quizá el amor se haya desdibujado.
Arriesgarse sin saber que es lo que vas a perder era fácil.
Ahora ya no es lo mismo.
Quizá el mundo de otra vuelta, nuevamente con suposiciones.

Es una pena que uno de los mejores escritos tuyos que lea sea el final de un tiempo.

Anónimo dijo...

Máculas que son recuerdos que dominan mi cordura.
Confusa por sensaciones extrañas de besos imaginarios, e historias de princesas probando besar sapos.
Y un día normal y corriente, como todos los ya pasados, vuelves a soñar despierta o dormida, y vuelves a tener esa sensación que hacía tiempo no tenías. Y te gusta. Y te asusta y te desbarajusta. Te inquieta, te deprime, te lleva a la soledad, a las noches estrelladas desde tu ventana mirando los guiños que, desde un mundo superior al tuyo, te hacen las diminutas estrellas del cielo. Y te adentras en una soledad profunda que te lleva al anhelo de un beso suyo, o a una caricia, o a una simple mirada. Pero ves demasiado lejos todo lo soñado.Inalcanzable…

¿Quién dijo que el amor fuera fácil?

Complicamos la sencillez de esta palabra. Pero, quizás,eso hace que el amor sea tan maravilloso cuando consigues acercarte a él.


SARA

María José dijo...

Es cierto que complicamos el amor. No sé por qué vivimos en una sociedad en la que nada es bastante. Espero, que como Lucía nos demos cuenta de eso y que aunque no pudo recuperar una relación pasada, si encontrar la felicidad que el amor nos da. Un amor por el que, tanto él(tú) y ella(tú,yo)luchen por conservar.

Manu, Lucía está mejor. ;-)Gracias por mostrarme a Leonard Cohen, es un maestro, un poeta...

Anónimo, quién no lucha no gana. No es el final de un tiempo. Es el comienzo de una lucha.

Sara, qué bien escribes, se nota que te sale de dentro. Creo que sí sabes cual es tu futuro: observa, siente, crea. Únete al club¡¡

Anónimo dijo...

El amor es tan fácil o tan difícil como lo hagamos nosotros. Aunque en realidad no es el amor lo difícil sino la relación con la otra persona.

El amor es sencillo y simple. Es lo que sentimos y un sentimiento no puede ser ni fácil, ni difícil, sólo ES.

NGS

Vantysch dijo...

Precisamente el motivo de "tu mejor texto" es ese. Por falta de tiempo nos perdemos textos perfectos como el tuyo que citas.
La visión idealista y la realista del amor. Sin duda sin amor no se puede vivir, pero tampoco sin las cosas materiales.
Aún así después de mi segunda emancipación (esta vez sólo) sigo aferrándome al mismo concepto de amor del protagonista de tu texto.
Creo en el amor de cuento, o quizás quiero seguir creyendo porque me hace sentir vivo. Ya tuve un amor "real" y jamás fui feliz del todo.

Yo tampoco tengo tiempo de leer todo lo que se escribe y que pasa por mi ordenador, por eso te agradezco muchísimo que hayas seleccionado algo tuyo. Algo que si debajo llevara la firma de cualquier escritor@ al que permiten publicar en suplemento dominical nadie notaría que en realidad lo has escrito tú.
No te lo digo por decírtelo. Tienes una forma de escribir, de describir y de desarrollar los temas centrales de tus textos de mucha calidad (es el adjetivo que me sugieren).
Ten por seguro que todo lo que escribas de aquí en adelante pasará por mis ojos...

Muchas gracias

Muchos besos