MUCHA: Una expresión de erotismo y sensualidad

La expresión de un tiempo, de una época trascurrida a finales del S.XIX y principios del S.XX; la consecución de un destino, la respuesta positiva a los avances tecnológicos. Todo ello evocado en un primer momento es la forma de expresión completa de arte: el teatro. Alphonse Mucha cambió todas las formas artísticas posibles de este género con su cartelística, lo que provocó una impresión fortísima en todo aquél que admiraba su obra.

Como todo artista vive con una "despreocupada pobreza" frente al mayor esplendor de arte en estado puro y rodeado de la mayor belleza. Un hombre considerado "oscuro" por sus contemporáneos; personajes incapaces de traspasar lo que ve el ojo humano y transportarse en una visión máxima de idealismo, espiritualidad, misticismo, y lo oculto. Una vida llena de arte: cartelista, pintor y fotógrafo.

La expresión de toda mujer captada por un hombre: erotismo, sensualidad y naturaleza. Así es la visión de la mujer tras los ojos de Mucha. La mirada de hermosas mujeres, cuyos cabellos parecen no tener fin como no lo tienen la profundidad de sus ojos, la elegancia de sus cuerpos. Seres que parecen diosas, mitología y leyenda. La sensualidad de pinceladas plasmadas en lienzos, litografías o papeles fotográficos.

La excitación de la mujer dibujada, pintada o fotografiada. Sueños de hombres encerrados en telas. Realidades de mujeres encerradas en sueños. El tiempo ha pasado y la mujer es la misma, el tiempo ha pasado y el hombre no es el mismo. El tiempo pasó y la mujer no es la misma, el hombre sigue siendo el mismo. Excitación, sueños, realidad...

La expresión de la mujer, puro erotismo, verdadera sensualidad. La mujer ser ideal que no perfecto, ser espiritual y verdadero. ¿Qué oculta su mirada? Si no es más que la danza, la pintura, la poesía, la música, la rosa, el lirio, el clavel; en definitiva, la naturaleza, el arte y la mujer en la misma expresión. ¿Tan difícil es este ser?

Mujer: ser inteligente, hermoso, erótico, sensual, parte de la naturaleza más celestial. Esta es la mujer de Alphonse Mucha. Un hombre de otro tiempo que veía a la mujer de ahora. Un hombre que la utilizaba en la publicidad para venerarla no para humillarla. Hombre de otro tiempo contagia a los hombres de este. Mujeres de esta época contagiaros de la mujer que dibuja este hombre...

4 comentarios :

María José dijo...

Esto no es ni pretende ser un estudio de la obra, ni la biografía de Alphose Mucha. Es el sentimiento que provocan sus carteles, pinturas y fotografías. Esta entrada es más que humilde considerada con tan gran artista. De sobra es sabido que el arte no se puede contar pero sí sentir. Esto es puro sentimiento y agradecimiento.

Manuel Salitre dijo...

Me alegra que muestres a Mucha. Una demostración de cómo respetar a la mujer en la publicidad...parece mentira, pero ahora parece que a cada campaña de márketing cada mujer debe llevar una prenda menos...

Anónimo dijo...

¡Cómo te ha impactado Mucha! Me alegra ver que tu viaje a Madrid no te ha dejado indiferente.

Creo que nos gustó tanto Mucha por que no nos lo esperabamos, entramos en el Caixa Forum y casi no lo vemos. ¡¿Qué hubiera sido de nosotras si no lo hubieramos hecho!? Demoslé las gracias a Sarah Bernhardt

Anónimo dijo...

"La mujer ser ideal que no perfecto, ser espiritual y verdadero".

Me recuerda a las películas de la Nouvelle Vague.

No olvidaré la mirada tan penetrante de esa mujer...

Gracias por hacerme conocer un poco más a Mucha. Aunque,también, tengo muchas ganas de conocer al novio de Yasmina ;););)

un besito.

Sara