Reflexiones en una terraza: I. Presentando



Cuatro amigas. Todas distintas. Vidas paralelas. Vidas separadas que se reencuentran.
Y es en una terraza donde comienzan las reflexiones de estas cuatro mujeres que no hace mucho eran niñas soñando...
I. Presentando

Dejad que empiece por presentar a estas cuatro rosas.

La primera rosa de la que hablaré es rosa y su nombre, Ágata, proviene del griego y quiere decir: buena, amable. Y así es ella; una mujer que quiere seguir siendo niña. Su cara y sobre todo su mirada son el reflejo de su ternura y su gran inocencia. Inocencia, causa y consecuencia de su eterna sensibilidad. Aporta al resto la niñería y el encanto de la infancia eterna.

La siguiente rosa de la que hablaré es blanca, me refiero a Cecilia. Su nombre latino la identifica con parte de su personalidad: justa y a veces ciega. Y es que es tan sumamente buena que se aferra a la justicia poniéndose una venda en los ojos. Ojos tan grandes y verdes que cuando la miras quedas sumergido en ellos... Cecilia es la incansable del grupo, la permanente sonrisa.

La rosa azul es Norma. Azul como el cielo, como el agua; transparente y agitada. Que decir de su nombre también latino que indica la regla, el patrón... Una mujer completa: testaruda donde las haya, brillante, protectora, elegante... el canon a seguir; una mujer de éxito. Y sin embargo, profundamente frágil y sentimental. Norma es la inteligente y protectora.

Y la última rosa del jardín es roja: Malena. Su nombre es de origen hebreo, significa torre. Torre desde la cual observa y crea. Es una mujer curiosa en el arte y extremadamente idealista. Aporta al resto la parte soñadora y la ansiada libertad.

En definitiva, Ágata es la inocente y nos sorprenderá con un As en la manga; Cecilia es la sonrisa y junto a sus ojos nos llenará de alegría; Norma con su cautela y protección, valiéndose de su inteligencia nos llevará por los caminos de la ciencia; y Malena nos hará soñar y ser libres...

Estas cuatro rosas convertidas en mujeres nos relatarán su reflexiones en una terraza.

10 comentarios :

Vantysch dijo...

Hay quien escribe de forma hermosa, emplea palabras que evocan y describe las situaciones con la precisión y la belleza del pincel de pintor. Lo importante de sus textos es cómo cuentan su historia.

Hay quien no tiene esta habilidad, pero sin embargo vuelca en sus palabras ideas originales y sorprendentes. Estos segundos consiguen que quien los lee acabe esperando que empiece la siguiente historia que contarán, pues no se resignan al punto y final de la anterior. Lo importante en ellos es qué cuentan en su historia.

Y hay unos pocos con un don especial: tienen ambas habilidades. Estos no tienen por qué ser famosos ni vender millones de libros. Estos pueden estar escondidos en cualquier blog...

Esperaré ansioso leer qué tienen que decirnos estas cuatro rosas...

Besos :)

jorge dijo...

Jo, si juntamos las cuatro encontramos casi la rosa perfecta.

¿Una rosa separada?

Me gusta el principio de este cuento, espero expectante la continuacion.

Rosa, blanca, azul y roja. ¿Que color saldria de esta mexcla?
Algo precioso.

Magnolia de Acero dijo...

Me encanta la idea.
Me recuerda bastante a mi grupo de amigas del instituto. Eramos, y somos, cuatro, bastante diferentes cada una, diferentes enfoques y aspiraciones. Pero algo había que nos unía.

Ya han pasado 13 años desde que dejamos de estudiar juntas, pero de vez en cuando nos volvemos a juntar en una terraza a charlar sobre cómo nos va en la vida y a reírnos.

¡A ver cómo continúan tus rosas!
un beso

triste_vida dijo...

Mi intriga ha quedado bastante calmada...ahora solo quiero saber más sobre las reflexiones...joo como te gusta hacerme sufrir.

Me ha encantado la forma de describir a cada persona, de ponerle a cada una la flor que le corresponde, de hablar de sus nombres y concluirlo todo describiendo su forma de ser...preciosa manera de entrelazar todos los aspectos con los que jugabas.

La unión de las cuatro flores puede llegar a ser una "súper mujer" (no quería decir superhombre jeje). Una persona con las cuatro flores dentro de si ha de ser algo más que especial, algo más que fabuloso...algo que no sé como describir pero sin embargo seguramente se podría acercar bastante a ti!

Aunque sea en pequeñas cantidades todos tenemos algo de las cuatro flores, aunque haya cosas que estén escondidas o bien que no se puedan ver en algunos momentos.

Gracias por volver a escribir :D

Miles de besitos FLOR!

anita dijo...

bueno que decir de esta entrada, cada dia me sorprendes mas, estoy totalmente engachada, espero con impaciencia la historia de estas cuatro rosas y sus reflexiones, es la vida misma,tal cual, pero tienes un don especial de plasmarlas de forma diferente, hacerlas bellas,y maravillosas.

un Besazo enorme!!!
anita.

Bolero dijo...

Bueno, miedo me dá, mujeres, 4, en una terraza, imagino q con algo fresco en las manos
Espero las reflexiones, nunca dejan de sorprenderme las mentes femeninas
muakkkkkkkkkkkkkkkk

triste_vida dijo...

Quizá mundo ideal sea lo que en su día busqué...pero no creo que yo lo sea...la soga para que llegues a mí existirá siempre que quieras, no seré yo quien la corte...pero si subes y no encuentras lo que esperabas...siento decepcionarte...

Gracias por tu visita!

Miles de besitos

Vantysch dijo...

Es un placer que el negro y el rojo de tu blog se fundan en el azul del mío cada vez que me visitas...

Y es un placer rodearte con mis letras y mis notas musicales...

Besos azules :)

NGS dijo...

Desde muy antiguo el ser humano ha utilizado los números como una abstracción del mundo que le rodea.

El cuatro es sin duda el número de la mujer. Supongo que por eso son cuatro tus rosas.

Ansiosos esperamos sus reflexiones, las de cada una como individual y la de todas como la mujer, que muchos indicaban, "perfecta".

Todas nos veremos reflejadas en alguna de ellas, como lo hacemos en las cuatro amigas de Sexo en Nueva York, Mujeres Desesperadas o en las Chicas de Oro.

Espero, y no creo que me defraudes, encontrar cuatro rosas, cuatro mujeres, sexuales, domésticamente desesperadas, y por supuesto, cuatro mujeres doradas.

Sonrisa de un ángel dijo...

Muy pero que muy bonito lo que has escrito, estaré atenta a estas rosas.