El aroma del comienzo...


Me desperté con la extraña sensación de que algo había cambiado.
Con tan sólo el camisón, descalza y con el pelo enredado me dirigí a la cocina, allí me preparé un café- la estancia cobró vida con el aroma del comienzo- muy cargado y muy caliente. Mientras el calor avanzaba por la yemas de mis dedos encendí el reproductor y elegí la canción, con el play comenzó todo:





Como quien hace examen de conciencia, me senté junto al fregadero para que todas las inquisiciones se fueran por el desagüe...

Recordé, con el primer sorbo, a la niña solitaria que se sentaba a escribir junto a la canasta del colegio, mientras era juzgada por niños de corta edad; niños que repetían las acciones de sus padres: juzgaban por el poder de los otros, juzgaban por la apariencia, juzgaban sin saber...

Antes de volver a beber, respiré y recordé uno de mis primeros escritos, quizá ese que escribí junto a la ventana mientras el balón llegaba a mis pies...

"Tengo frío; no entiendo nada,
sé que soy diferente y no
me importa; me gusta.
Tengo miedo, me dicen rara,
sé que lo soy y no me importa;
me gusta"

Abrí el grifo, el frío y el miedo se fueron, sin embargo, tan sólo duró un instante, el frío volvió y el miedo se coló entre mis piernas. Me aferré a la taza, como aquella niña con cuerpo casi de mujer que abrazaba sus libros ante la puerta del instituto; comenzaba otra etapa...

La etapa de los que se creían mayor, y yo, sin embargo, me sentía aún tan niña. Buscaba la canasta para volver a sentarme y llenar mis libros de preguntas, citas de literatos, de las grandes mujeres de otros tiempos; necesitaba encontrar mi sitio en aquél lugar donde sabía que también sería juzgada. Encontré una ventana, dónde podía observarlo todo y sin ser percibida por nadie... Allí comenzaba a entender, entender tanto lo maravilloso como lo más perturbador. Pero ahora sólo recordé un momento en el que mi mano no podía parar de escribir:


"En lo más profundo de mi ser empiezo a comprender que no existe ni un antes
ni un después, ni siquiera un ahora. Todo pasa, sin dejar constancia de la verdad
o de la mentira, de la justicia o del arrepentimiento, pues lo que es verdad para
unos es mentira para otros, y el arrepentimiento puede ser la mejor manera de
hacer justicia. Arrepentirse, es querer olvidar, pero yo, que me niego a dejar el
ayer, a no vivir el presente, empiezo, ahora, a pensar en el futuro, como el presente
más próximo para no arrepentirme cuando ya no haya solución; para mirar atrás
y sentirme orgullosa de mi vida, de mi pasado.
Mi presente es definitivo, determinante de un futuro incierto..."

Dejé correr el agua, no porque sintiera ni frío, ni miedo, si no porque me dí cuenta de que aún seguía siendo esa niña, sólo que ahora ya tenía cuerpo de mujer...

Y sí, algo había cambiado, esa niña soñaba, ahora es la mujer la que sueña...


15 comentarios :

Calle San Juan de Dios Nº8 dijo...

Recuerdo a esa niña, que junto a la canasta le leyó a un niño "Algún dia cuando pueda llevarte a Varsovia" de Lorenzo Silva.
Puedo ver como esa niña miraba al suelo cuando todos los niños se reían de cosas que no les importa.
Pero ahora veo a una gran mujer, mujer que ya no mira al suelo, que se enfrenta a quien se ríe de cosas que no le importa. Muejr fuerte que no se amedrenta frente a retos.
Aun asi todavía tiene ese brillo en la mirada de la niña que le leía a un niño "Algún dia cuando pueda llevarte a Varsovia" de Lorenzo Silva.
Me gustan tu modo de escribir, la madurez que rezumas desde la infancia y la infancia que rezumas desde la madurez.
Un abrazo desde mi calle.

jorge dijo...

le doy al play y con el sonido de esa guitarra empieza todo.

Ser diferente no es un merito en si. Pero ser capaz de resistir en la diferencia, no dejarse atrapar por el gris igualitario de los que ponen en su boca las palabras de otros, eso si empieza a ser meritorio.

Sentir frio pero no retroceder, sentir miedo y vencerlo.

Si, parece que la niña va siendo mujer.

¿Que bien que todavia conserve los sueños!

Me encanta encontrar que la escritora esta claramente invadida por el arte de la calle.

€_r_i_K dijo...

Lo del recurso del fregadero lo hago muy a menudo en la ducha....
Pero jamás utilizé el adjetivo inquisidor....
Me ha gustado...
Ya no te fijas en el cambio, al menos yo, hay una cosa que se llama aceptación, y trato de prácticarla...

Besos de los que quitan el frio...

runando dijo...

Poco a poco nos damos cuenta que vamos madurando y creciendo, pero hasta llegado ese momento, el tiempo pasa lentamente en nuestro mundo y muy rápido a nuestras espaldas. Qué bonito es soñar y seguir soñando.
Gracias por el relato.
Por cierto, feliz año 2009. :)

MARISA dijo...

recuerdos, reflexiones.. genial, relajada total me dejas.. mientras siga soñando, no importa que sea desde la perspectiva madura de mujer

Vantysch dijo...

Hoy necesitaba especialmente escribir. He puesto una canción y, como tú, me he sentido diferente. Apenas una sensación ha llevado a todo mi texto y cuando llego aquí te encuentro frente al café, tan sóla y diferente como yo.
Es difícil entender lo que te rodea cuando poca gente se preocupa en entenderte a tí mismo.
Es difícil darse cuenta de que eres diferente cuando se supone que lo deseable es ser similar.
Y no me sorprende que en dos textos y momentos diferentes e independientes tú y yo hablemos de lo mismo. Ya no me sorprende nada de lo que me rodea. Ya no me sorprende nada. Salvo tú...

Un abrazo

Mia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mia dijo...

Felicidades... (también por el 2009) porque has conseguido lo que pocas personas logran... no perder tu esencia... Ojalá dentro de unos años mire hacia atrás y pueda decir lo mismo...
No me hace falta decirlo porque supongo que lo harás pero siéntete orgullosa de tí...
Me he sentido bastante identificada con lo que decías de cuando eras niña...
BEsitos sonrientes.
Sé muy feliz.

Magnolia de Acero dijo...

No cambies, pues conservar ese punto de vista inocente y al mismo tiempo tan maduro hace de ti un ser muy especial, sin importar ir a contra corriente.

FELIZ AÑO NUEVO, que lo sigas viviendo con ilusión y sentimiento.

ChelyJR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ChelyJR dijo...

Me alegra saber que conforme pasa el tiempo uno se va dando cuenta que no está solo, que todas las diferencias que nos definen son muy personales pero a su vez no son únicas en el mundo...

Gracias por hacerme sentir que no estoy solo.

dany dijo...

guau..
que belleza..
que real, me sono familiar..
"rara".jeej. soy y fui la mas rara de todos ,en todas las etapas.con los me aprendi diferente y me fortalecí desde alli..
un beso

Eva dijo...

Me encanta, y la música genial. Me alegro de haber pertenecido un poquito a esa adolescencia (porque ya no era infancia) donde también nos juntábamos las "raras", jaja. Hace mucho que no sé de tí....

triste_vida dijo...

Preciosa!

Me suena haverte escrito pero la realidad me hace ver que estoy equivocada...cuando tenga tiempo te comento!

Ahora pasaba para decirte que cuando puedas en mi blog algo te espera!!!

Besitos

Silva, Lorenzo dijo...

Gracias por esa hermosa canción, por esa hermosa imagen, por esos hermosos pensamientos. Consuela saber que en medio de tanta fealdad y tanta estupidez, quedan jirones de una belleza tan sutil.