Pesa la calma



Porque hoy tengo que decir que las nubes no son blancas, ni la hierba es verde,
ni como dicen por ahí todo lo que reluce es oro. Por eso digo sin decir nada que la vida es perezosa de ser contada por una niñata que ni tan siquiera alcanza un mísero cuarto de siglo.

Hoy mis venas son azules y lo sé por la palidez de mi piel. El sol no cuaja en mi cuerpo será por la ingravidez de unos poros que se secan en la hiel.

Y entre la sobredosis de raíces de palabras me desato la atadura de saberme mejor que ayer. Porque hoy me pesa la calma
, y no es por los grados centígrados de mercurio que envenenan mi sed, sino por la ansiedad de hacer levantar el alma de aquél que espera enredado entre las sábanas el sabor de mujer.

Y no puedo contaros cual es mi legado, pues hoy no busco ni en cajones ni en maletas mi experiencia de viaje, sólo puedo desvariar mientras me abanico el sudor que corre bajo mi cuello guiando la gota hasta donde perdí parte de mi niñez.

5 comentarios :

jorge dijo...

¿Y donde sera que se encuentra ese maravilloso sitio donde empezaste a perder la niñez?

Me gusta muchisimo como te pesa la calma. A mi el calor me suele poder.

Me he dejado trasportar por cada una de tus frases. Imaginando todo lo que trasportaban detras.

El sabor de esa mujer extremeña que escribe como las rosas rojas debe ser muy dulce.

€_r_i_K dijo...

Pinta tu Cielo, como quiera tu Alma, para que etiquetar también las cosas que nos gustan....

Dificil la complicada mezcla entre la hiel y la sobredosis...

La calma a veces es pesada, pero si es ansiada, se lleva ligera...

El camino, si no está marcado, haz tu própia vereda....


Besos enormes.....

Calle San Juan de Dios Nº8 dijo...

Tu sabor es dulce, sabor a chocolate.
Su alma siempre estará levantada ante tu presencia y tus palabras.
En este momento en el que no te apetece hablar sobre las trascendencias de la vida, sobre el devenir (ir)racional de las cosas; divagas y en tus divagaciones aparecen tus deseos reales y entre ellos aparece él.
No sabes lo que significa todo eso para él.
No sabes lo que significa que te dejes introducir en su mente, en sus sentimientos y en su mundo.

Bolero dijo...

Al leerte me hubiera gustado estar asçi a tu lado mirando el no hacer nada, ese dulce placer de no hacer nada, en italiano suena mejor

Apenas ni un cuarto de siglo, ainsssssssss deberias estar prohibida por ley, jejjeje

eres un encanto
muakkk

Phantom dijo...

A veces las cosas más distantes son las más cercanas. M ehubiera gustado estar ahí tal y como se comenta por aquí. Nada reprobable, sólo mirarte a los ojos para saber y hacerte saber que aquél sigue levantando su alma cada día por ti y para ti.

Deja la hiel a un lado y disfruta de las, sí, muchas cosas que te brinda y brindas, quizás las últimas mucho más de lo que te podrán entregar siempre.

Un besazo muy grande!

PD: Qué estrambótico me ha quedado el comentario juasjuasjuas.