Con los pies helados


- No me gustan las sábanas frías en invierno. Me gritan desde el fondo de la cama que la tela está descolorida. Intento no pensar en mis pies, que están helados. Miro la ventana golpeada sin piedad por el viento de la noche y se me congelan no sólo las extremidades si no también el alma.

- Ya no me miras ¿Por qué no ríes a carcajadas, cómo antes?

- Porque viajo con el alma pesada

- ¿Tienes frío?

- No, sólo que no siento los pies. ¿Qué he soñado? Ya no sé lo que sueño o lo que vivo...

-... ¿desde cuándo no te siento?

- Desde que se me helaron los pies

- Pero eso viene siendo siempre, no...

- Creo que debería dormir, quizá así se me pase el frío y se lleve la pesadez de mis entrañas.

- ¿Quieres que te abrace?

Pintura: MJ Gutiérrez Sánchez
Tinta sobre tela



4 comentarios :

A D A G I O dijo...

Creo que la respuesta sería "sí..."

Un abrazo... Hermoso tu escrito... sensible... aunque un tanto frío a la vez... y la canción... uf... adoro el piano... excelente elección...

LA CHICA DEL BAR dijo...

Duerme, tranquila. Pero antes un té para entrar en calor. Recuerda, siempre rojo.

Un beso rosa

Calle San Juan de Dios Nº8 dijo...

La pintura es fabulosa, me recuerda las largas noches de diciembre de hace un año y sutiles miradas furtivas de pricipio de verano.
No quiero que me pese el alma y por ello me he de quitar el lastre que me impide sonreir y verte como a la impresionante mujer que eres bajo las sabanas.
Si quieres encenderé las brasas para calentar tus pies.

Verónica (peke) dijo...

Precioso texto, lleno de sentimientos unicos y sinceros. Y la respuesta a tu texto es, SI.

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...