13 minutos - dirección Mirasierra

Un segundo. Pierde el metro. Busca un asiento para leer mientras espera. Lo encuentra y lo pierde en el mismo momento en el que se sienta. Una mirada. Dirección Arganda del Rey. Contrarios. Dos vías; opuestas. 13 minutos versus 11 minutos. Quizá 12 miradas, o una mirada sostenida. Hay parpadeos, pocos. Saben que en la pantalla ya no hay dos cifras. No hay espera. No hay angustia. No hay enamoramiento. Dos historias. Saben que el final no es sólo cosa de historias.

1 comentario :

Julia dijo...

Me ha encantado tu relato.Felicidades.Me ha encantado tu post, ha sido todo un regalo mirar tu bloc. Ahora te invito al mío. A la mayoría de nosotros nos gustan los bolsos, no importa el material o el diseño pero sí que sea propicio para la ocasión y tengan el suficiente espacio para llevar todo lo que necesitan, aquí os dejo un post en el que descubriréis muchas cosas sobre ellos. Elracodeldetall.blogspot.com